martes, 17 de junio de 2008

VEINTIOCHO

Horus estaba soñando con nuevos conjuros cuando sintió un golpe en su espalda que lo lanzó fuera de la cama donde reposaba.
-Pero… ¿Qué pasa?- masculló mientras intentaba incorporarse. Pero Pierina se lo impidió,subió sobre él, puso uno de sus pies en forma de pata de águila sobre su pierna y otra sobre su vientre, y lo abofeteó con una de sus alas.
-¡Me dijiste que estaba muerta…! ¡Que Prisia ya no resurgiría…! ¡Que lejos de su familia Galo aceptaría gobernar conmigo…!, y todo ha sido una mentira para darte más y más poder sobre mi reino.
-¿De qué estás hablando mi Reina?
-Las hijas de mi hermana ya están en camino a Prisia.
-Eso es imposible… - le dijo Horus.
-Eso es lo que tu creías…- Pierina volvió a abofetearlo y acercó su rostro al de él.-Eres una falsa… mataste a Brisa, pero hoy su hija está con ellas y es más poderosa que tu seguramente…
-Lamento que eso pienses…- le expresó.
A Horus se le inyectaron los ojos de sangre. Tomó con una de sus manos el cuello de Pirina y lo apretó. Ella para defenderse clavó sus uñas en el cuerpo del hechicero, pero su piel era dura como piedra y no pudo traspasarlo. Agitó las alas, pero él pronunció unas palabras y las plumas se volvieron suaves y apenas lo rosaron. Sin soltarla, Horus se paró y en el aire llevó a Pirina hacia la pared. Acercó su rostro a su cara, y su boca a sus labios. Le lambió su comisura y le dijo:
-Yo te hice Pierina… Eras una reina débil, y un animal hambriento y torpe. Y fui yo quién te di el poder de manejar tu maleficio a tu antojo. Te di la fuerza para conducir a tus ejércitos y conquistar nuevas tierras. Y es por eso que hoy en todo el Norte de Catar flamea la bandera de Humer, y el símbolo del águila. Pero yo soy más poderoso que la bruja de los pantanos que hechizó a tu familia. ¡Más fuerte que la Orden de Ábula!
Mientras Horus decía esto, un viento rojo entró en la habitación, los muebles comenzaron a moverse; todo se cubrió de llamas.
-Que siga tus órdenes, no quiere decir que esté bajo tus alas. Vos creíste que me había apiadado de vos el día que te hallé con el corazón destrozado en el pantano. Ese día al verte, supe que tu dolor y tu sed de venganza sería el arma que necesitaba para ganar más y más tierras. Bajo tu nombre estoy armando mi propio reino.
Las llamas habían llegado hasta ellos y en el rostro de Pierina se reflejaba el dolor que sentía al quemarse su cuerpo.
-Yo soy quien decido sobre tu vida, si mueres- y el fuego dejó ver sus huesos- o si vives- y las llamas se fueron alejando, consumiendo, y las cenizas desaparecieron dejando en su lugar cada mueble, cada decorado, cada tela. Pierina sintió alejarse el dolor.
Horus la soltó, se alejó de ella dándole la espalda, y antes de salir de la habitación, sin volverse, le dijo:
-No te asustes querida, es tu interior el que me ha alimentado todos estos años. Parte de mi fuerza te la debo a vos. Debajo de tu belleza se esconde esta maldad, así que todavía no puedo matarte, te necesito para cumplir con mis propósitos.
Pierina había visto su propio interior magnificado, consumiéndola; y tuvo miedo de sí misma. Corrió hacia su cómoda y buscó un espejo de mano para ver su rostro. Su piel estaba más bella que nunca, su pelo sedoso, y sus ojos brillaban. Acercó el espejo y trató de ver a través de sus pupilas. Pero el brillo no era más que el reflejo de las llamas ardiendo.

18 comentarios:

Ana Ortiz dijo...

Para los que no son de Argentina, quiero contarles que ayer fue feriado en este país, por eso no hubo post. No vine a trabajar y en casa no tengo internet.

Por otro lado, están pasando muchas cosas aquí, y creo que un poco de magia no nos viene nada mal.

besos a todos.

Mar dijo...

gracias ana por sacarnos por un ratito de este lio!

CecydeCecy dijo...

en un rato paso a leer la historia, pero quiero que sepas, QUE ADIVINASTES!!!!!!

Besitos

MaRiLu dijo...

Hola Ana!
Si; estamos al día con lo que sucede en la Argentina... ojalá pronto se mejore, también alcanzamos lo que les pasa... sumados a los nuestros propios...
Pero VAMOS TODAVIA!!!

Como siempre es un relax y recreo para el espíritu leerte, gracias!!!

PD. Considerando las huellas que dejas... tengo una mención para ti; cuando puedas lo miras porfa.

Besitos.

Marce dijo...

ya me parecia raro que no publicars. Esta interesantisima la historia. Te queria decir que Horus se llama mi perro jajajja besos.

CecydeCecy dijo...

al final ella, se ve reflejad en esa maldad, que la tiene cautiva...
Como será todo ahora no?

besitos

SUSANA dijo...

Horus es terrible. La escena donde se acerca a Pierina, le lame la comisura de los labios y le amenaza es muy fuerte.

El conjunto de este capítulo es estremecedor.

Y toda esta magia y el hilo del relato, nos lleva lejos Ana, al menos mientras dura la lectura.
En el punto final, volvemos a esta agobiante y tristísima realidad que vivimos en el país.

Lo bello de escribir es precisamente la posibilidad de tener un final felíz.

Gracias Ana por estos bellos momentos.

Enorme Cariño para Vos!

espejo dijo...

a mi me arden los ojos de tanto soldaar, eso nunca me hizo lindo...deefinitivamente tenes mejor mano para narrar una historia

mArXelLa dijo...

Me has dejado intrigada de nuevo! Me encanto esto que has escrito "Pierina había visto su propio interior magnificado, consumiéndola; y tuvo miedo de sí misma" uffa, cuantas cosas reflejas con esto querida Ana!. La magia siempre se agradece, un abrazo enorme!!

Pandora & Zeuz dijo...

Que hayas descansado un poquito!
si..es verdad,pasan muchas cosas....y es fuerte cuando se viven esas cosas directamente..tuvimos una experiencia bastante fuerte en una ruta...es como ir incluso más allá en la misma realidad....es feo...
Gracias por la magia!!!!es un bálsamo.
Saludos!
PyZ

Elipse dijo...

El fuego que la quema será el mismo que me tiene atrapada, no sé bien a que se dedica Anita,pero este cuento se lo compro!!

Eseya, Muñecas con historia dijo...

Uff he estado tan ocupada que me atrase en la lectura! Me llevara unos dias.

Paso a dejarte un besote enorme. Estoy muy triste por todo lo que esta pasando en mi querida Argentina,espero todo se solucione.


Besototes!!!

Nanny Ogg dijo...

¿Cuántos habrá por ahí que se asustarían tanto como Pierina si pudieran ver su propio interior?

Besos

Ricardo Tribin dijo...

Ana,

Muy buen relato.

Tienes muy buena imaginacion.

Un beso...

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Ana guapa, sé que lo estais pasando mal, me tiene informada Susana (La cueva de Susana, blog) y supongo que tu magia es un refresco en este caos que a veces nos envuelve.
Ya sabes que te sigo y me encanta este relato que nos narras poquito a poco y quenos tiene enganchados a todos.
Acabo de leer este cápitulo, pero he oreferido hoy deci estas cosita y decirte que os llevo en el corazón.
Besicos muchos, desde Andalucía.

Libélula dijo...

Ana, no tengo palabras para este post. Has logrado una magnífica fusión entre terror, maldad, imágenes y exquisitez.

Chapeau!!!

Besos enormes, Libélula

PD: Hoy me instalaron internet en casa! Voy a poder pasar seguido!!!

Libélula dijo...

Perdón que insista pero creo que te superaste en este capítulo.

Besos, Libélula.

Milvecesdebo dijo...

Si me vieras leyendo tus entradas te "matarias de risa" Me voy acercando a la pantalla en la medida que avanzo en el relato, me imagino las voces, los paisajes, los olores...
Un fuerte abrazo