lunes, 19 de mayo de 2008

VEINTICUATRO

Las hadas cuando están felices se iluminan y dan vueltas y saltitos mientras revolotean en el aire. Tina, alegre por Victoria y Octavio, voló alrededor de ellos, bailó en el aire y aterrizó con sus labios en los de Arturo.
-¡Eres mi elfo favorito!- le dijo, y siguió aleteando a su lado.
Ámbar sacó la varita mágica de la tierra donde la había enterrado y miró de reojo a Arturo; El beso que acababa de ver le había dado un cosquilleo extraño en su cuerpo, y en su corazón experimentó un sentimiento que le era hasta ese momento desconocido: el de los celos.
-Debemos irnos- expreso enérgica, y caminó hacia la salida.
El puma se acercó a Octavio para que pusiera en su espalda a Victoria, pero él prefiero cargarla en sus brazos.
Dejaron la ciudad y se adentraron en un campo con pastizales altos que se elevaban por arriba de sus cabezas, impidiéndoles ver los que tenían por delante. Cuando llegaron al final, se encontraron con una extensa pradera, y a lo lejos, donde caía el horizonte, había dos árboles cuyas copas se unían formando un arco.
Miraron hacia el cielo, y comprobaron que la Tierra ocultaba por completo los rayos del Sol dejando en sombras a la Luna.
-Es la hora- señaló Arturo.- Ámbar, las hermanas tienen que entrar juntas.
Ella, entonces, frotó sus manos y las pasó por el pelaje del puma,y su ropaje de bestia fue diluyéndose hasta dejar al descubierto su forma humana.
Octavio había dejado a Victoria sentada en el pasto. Ada se acercó a ella. Victoria la vio y estiro sus brazos. Las princesas prisianas se abrazaron con fuerza.
-Perdóname hermana por no buscarte, me pasaron tantas cosas que ya te contaré- le dijo Victoria acongojada.
-Lo importante es que nos hemos encontrado, que me has recordado al igual que a nuestra tierra. No tengo nada que perdonarte, lo que debimos pasar estaba escrito antes de que nuestras almas nacieran – le respondió Ada sin soltarla.
Mientras se abrasaban, el eclipse llegaba a su punto máximo. En el palacio de Humer, Napea y Horus bebían felices uno de sus vinos más añejos, creían que habían cambiado el destino. Pero en el bosque encantado, el murmullo de las hojas había despertado a los elfos que allí dormían; “Las hijas de Prisia regresan”, “las hijas de Prisia están regresando”, repetía el viento de rama en rama, de arbusto a arbusto, de flor en flor. Las jóvenes elfas corrieron hacia la entrada montadas en sus caballos alados para darle la bienvenida al guerrero de su tribu. Las hadas que también se habían enterado volaron detrás de ellas.
Las doncellas traspasaron el arco de entrada y formaron una fila de ambos lados. Tina fue la primera que voló hacia ellas, y buscó el abrazo de sus hadas hermanas. Arturo le dio la mano a Victoria y la ayudo a pararse. Ámbar pasó entre la fila de elfas y traspasó los árboles. Arturo escoltó a las hermanas. Octavio las siguió, pero antes de pasar Arturo se dio vuelta y le puso una mano en el pecho para cortarle el paso.
-Hasta aquí. No puedes venir con nosotros.
Victoria se volteó y le extendió su mano a su enamorado.
-No puede venir con nosotros, si lo hace renuncia a su vida humana, y tal vez nunca pueda regresar- le dijo el elfo a la princesa. Ella con lágrimas en los ojos estaba a punto de soltar a Octavio, pensando que eso sería lo mejor para él, cuando éste se aferró a su mano con más ahínco.
-No me importa lo que pueda llegar a pasarme, éste mundo sin Victoria no tiene sentido para mí, yo sólo quiero estar a su lado.
Esas palabras y la sinceridad que se reflejaba en su mirada le bastaron a Arturo para dejarlo pasar.
Después que pasaron. Caminaron acompañados por los seres mágicos hasta la cima de una montaña. Ada se adelantó y llamó a su hermana.
- Mira Victoria, allá está nuestro hogar, allá está Prisia.

25 comentarios:

Aguabella dijo...

ANA,
si yo tuviera la varita mágica de Ambar no permitiria que desaparecieran las hadas de nuestro mundo.
Aunque se dice que cada vez que un niño nace, hay un hada nueva en el reino.
un besito reina

Mar dijo...

al fin después de tanta travesía llegaron a Prisia...

SUSANA dijo...

Quiero llegar con ellos a Prisia!

Ah, este mundo que has construído, estos personajes tan tiernos, y Octavio, a quien no le importa perder su humanidad por amor! Verdaderamente se extrañarán cuando le pongas el punto final.

Le pusiste maravillosa fantasía a este Lunes, querida amiga!

Un beso grandote y hasta el próximo capítulo!

rosmayd dijo...

aiiii yo quiero ser un hada asi de bonita como las describis.
son personajes maravillosos, ya escribiste algun libro?
bessssosss ro

CecydeCecy dijo...

despues de tanto andar han llegado a Prisia, el amor tambien triunfa con la magia de los seres especiales.

besos, muy lindo Ana

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

hermoso!

manuespada dijo...

hacía mucho que no leía un cuento de hadas, me ha gustado. Besos.

Manu

huellas compartidas dijo...

Ana querida... mis dias no son muy felices que digamos, pero bueno, aca estoy... tratando de levantarme un poco y seguir el trayecto a casa...
Y vos siempre con tu hermoso relato... gracias !
Que estes bien...
Besos

PRINCESA DE LA LOCURA dijo...

Las hadas son siempre tan mágicas, y estamos rodeados de ellas más de lo que pensamos..o creemos.

Vos sos una de ellas!

abrazos!

Recontra dijo...

Se viene, se viene!

marilupy dijo...

Ana...
Siempre extasiándome en tus letras.
Impresionante tu capacidad para narrar... no termino de ponderar y felicitarte.

Cariños niña y que estes de lo mejor.

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

y si, se fue como Robin Hood...

Nanny Ogg dijo...

Cómo se parece el amor a la magia de las hadas... ¿o será al revés? :)

Besos

mArXelLa dijo...

Uffa! que emoción me ha dado este capítulo, me encanta la magia que los acompaña en el camino. Me dejas con un sabor de ilusión por el camino que ahora emprenden!

-.Belu.- dijo...

gracias por pasar a ver cómo andaba.. perdón que no estuve pasando yo.. estoy estudiando a full... en una semanita tengo un parcial bastante complicado de estadística y probabilidad así que no me despego de los cuadernos/libros/prácticas/teorías...
tremendo todo... es muy bueno poder leerte y despejarme un rato.. me encanta la historia de victoria y octavio... debe ser porque los siento parecidos a mí^^

bueno ana un besote!! espeo al 25!!!

Elipse dijo...

lLEGAMOS A DESTINO, PERO ESO NO ES GARANTÍA DE QUE ESTO TERMINE,QUE LA MAGIA NO SE ACABE!!
aBRAZOS!

ernesto51 dijo...

He quedado prendido de los textos de tu blog, que he descubierto gracias a Marilupy. Enhorabuena, me parece genial. Volveré a visitarte.
Saludos

Francisco Ortiz dijo...

Quizá todo esté escrito antes de que nazcamos, pero vienen bien historias como ésta para vivirlas y olvidar que acaso todo se sabe.

dieciseissobresviaoral dijo...

Yo también suelo madrugar..pero eso adio amar la noche!!

MUA

Marce dijo...

te juro qeu se me puso la piel de gallina al ver que finalmente la trama se esta resolviendo. besos

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Uy Ana, que gana tengo que nos hagas pasar a Prisia, ¡yo quiero quedarme con los seres mágicos, hoy necesito una poquita de magia! ¿quién me va a prestar la varita o me va a dar un toquecito?
Besicos

AnimaKata dijo...

Ana querida,
¿cómo estas? yo últimamente muy, muy ocupada entre el trabajo y la facultad. El poco tiempo que me queda lo uso para ver a mi novio y compartir con la flia/amigos. Como verás, el blog lo dejé totalmente de lado. Ya me haré un tiempito para dedicarme más a él.
Te mando un beso enorme!!!

espejo dijo...

LLegaron...

Ricardo Tribin dijo...

Ana,

Prisia....sera como Nardia???

Lindas tus historias de Adas.

Un beso...

Pandora & Zeuz dijo...

Prisia....veremos que maravillosas e impresionantes cosas nos sorprenderán ahora...
Seguimos Anita...
Saludos!
PyZ