martes, 16 de diciembre de 2008

CUARENTA Y SIETE

El sol despuntaba en el horizonte, aún antes que la luna se ocultara, dando comienzo al momento del día en el que toda la naturaleza parece besarse. El astro tocaba con tibieza la luna, la copa de los árboles, la cima de las montañas y el pasto en las praderas. Una suave brisa se colaba entre las hojas, llegaba hasta la tierra, levantaba un poco de polvillo que entraba en la casa de los duendes que viven en los hongos.
Las hadas de la colina salieron a bañarse de rocío, a atrapar rayitos de sol que guardaban en frascos para abrirlos cuando regresara el invierno. Y a las gotas del rocío las llenaron con magia, transformando el agua en suave embrujo que cobijaron en sus faldas. Con este precioso tesoro, llegaron hasta donde descansaban las prisianas. Sintieron el ardor de los corazones jóvenes y dejaron caer su encanto sobre la nariz de Ambar. Otras volaron hacia Arturo que estaba de camino de regreso. También cubrieron con las gotas a Victoria y Octavio. El agua empapó sus ropas y traspasó la piel hasta llegar a su sangre. Las hadas más divertidas dejaron escapar los rayos de sol atrapados y la luz solar se reflejó en el agua como una prisma formando millones de arco iris.
Como em medios de un sueño lleno de color, Ambar se halló frente a Arturo. Una hada cosquilleo sus pies, otras sempujaron a la hechicera hacia el elfo, le quitaron a él su chaqueta y sus armas, y a ella le soltaron el cabello y mojaron aún más su vestido para traslucir su carne. Victoria no necesito ningún impulso para ir por Octavio, él la vio más bella que nunca y deseo haber tenido su cámara de fotos para inmortalizar su figura, pero antes que pudiera pensar en algo más sintió la humedad de los besos de ella en sus labios, y se entregó.
Las hadas bailaron, exparcieron polvo de estrellas sobre el bosque seco, pequeños tallos verdes comenzaron a crecer de los troncos renegridos, y la tierra se pintó de pétalos de margaritas, violetas y no me olvides. Los duendes de los árboles se perdieron en la sensualidad que lo ofrecían las driadas. Los unicornios se aparearon para proteger a su especie de la extinción, las aves recogieron hojas para armar sus nidos.
Se amaron la hechiera y el elfo, la princesa y el mortal, los unicornios, los duendes, las hadas y las aves. Las flores y los arboles abrazaron sus ramas.La solitaria Merlinda se quedó junto a la orilla del rio, mirando en sus aguas el reflejo de todo un mundo mágico que se recreaba.
Después el sol fue ganando fuerza, ocupando los espacios en sombras, la luna se echó a dormir junto a los amantes cansados.
Lejos de esta magia, en los aires, un águila traspasaba las nubes nerviosa. Volaba en círculos sobre su morada y descendía hacia un balcon. En su nuevo cuarto, de su nuevo castillo, a Pierina la esperaban una media docena de sirvientas con una tina llena de dulces fragancias y sales, perfumes, sedas y peinetas de oro: empezaba el ritual de su unción como Emperatriz.

17 comentarios:

espejo dijo...

esto me alvivia tanto...ay de mi como me lleva de las pestañas esta historia.
de imaginarme con que vas a salir la proxima...
un abrazo anita

Saphira dijo...

me gusta mucho te historia me la recomendo espejo, cuando tengas tiempo te invito a la mia (no es tan buena pero...). Esta muy bueno que exista gente con imaginacion, te felicito

SUSANA dijo...

Vuelvo y vuelvo para ponerme al díaaa!

Estoy corriendo, pero quiero dejarte mi Abrazo Ana!

Libélula dijo...

Ayyy Ana, mi hada...

Qué post tan precioso...

Colmado de vida, colmado de alegría... Un respiro para este fin de año que se viene arduo e incinerante...

Besos gigantes, Libélula

Nanny Ogg dijo...

En todo encuentro entre amantes debería haber un coro de hadas llenándolo todo de magia.

Besos

MaRiLu dijo...

¡FELIZ NAVIDAD!
Dios te bendiga y colme de Paz y Felicidad en compañía de tus afectos.
Un abrazo!

Libélula dijo...

Ana, mi hada:

Paso por aquí para desearte una hermosas fiestas colmadas de felicidad y rodeadas de las personas que te quieren. También espero que en el reino de Prisia haya paz en estos días y mucha felicidad y que las hadas, duendes, elfos, rey, princesas, TODOS brinden por un nuevo comienzo.

Besos, Libélula.

Elipse dijo...

aNITA, EXISTE AMOR ENTRE LOS MORTALES, EXISTE YA PRONTO UN FINAL CON LA EMPERATRIZ QUE SE PREPARA PARA SERLO, EXISTE UN MUNDO QUE VOS CREASTE QUE NOS HACE VOLAR E IMAGINAR, EXISTE DE ESTE LADO ALGUIEN QUE TE QUERE DESEAR UN FELIZ AÑO NUEVO!!
uN ABRAZO!

Ro dijo...

ufa no pude entrar al flog de terra despues pasamelo por mail o dejame en el face el link... besos

Cecy dijo...

Hola!!!

Te dejo un fuerte abracito y que tengas un muy Feliz Año Nuevo.

Me voy a poner al dia con esta hermosa historia.

besos.

espejo dijo...

Anita te quiero de vuelta en el 09... asi qeu empezlo abierta a la inspiracion.
compone mucho, sorprendeme mas.
un abrazo.

espejo dijo...

Anita te quiero de vuelta en el 09... asi qeu empezlo abierta a la inspiracion.
compone mucho, sorprendeme mas.
un abrazo.

Saphira dijo...

feliz año, nos seguiremos leyendo.
saludos y felicidades

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Por fin vengo...!!!
Primero: Desearte feliz año nuevo. He estado muy ocupada y me cuesta llevar el ritmo de antes, pero no voy a dejar de leer tus fantasías preciosas.
El cápitulo que acabo de leer me ha parecido precioso, lleno de ternura y de amor, ¡me ha encantado!

Besicos guapa y lo dicho, ¡feliz año nuevo!!!

Aguabella dijo...

QUERIDA ANA

FELIZ AÑO NUEVO!!!

No creas que por no dejarte ultimamente un comentario no te sigo, estoy leyendo tu relato como el primer día.
Estoy descubriendo entre mis amig@s unas personas con un talento impresionante como es tu caso, me siento orgullosisima de estar cerca de vosotros para poder disfrutar de vuestros relatos.

Un beso Ana

Libélula dijo...

Mi hada Ana,

Paso nuevamente por aquí...

¿Estarás de vacaciones..?

Se te extraña...

Besos, Libélula.

Libélula dijo...

AYYYYYYY...

Volvé... Te extraño mucho...

Besos, Libélula