lunes, 5 de noviembre de 2007

PLANES CRUZADOS CAPITULO 26

Florencia le pidió su bolso a Paula, quien se lo había arrebatado, y sacó su celular. Buscó un mensaje en su bandeja de entrada y le mostró una foto de un chico de unos cinco años vendado y atado de pies y manos.
- Ayer al mediodía lleve a mi hijo Tomás a un cumpleaños y cuando lo fui a buscar me dijeron que mi hermano lo había ido a buscar. Pensé que era verdad porque Mariano sabía que tenía ese cumpleaños mi hijo, fui a buscarlo a su casa y no encontré a ninguno de los dos. Cuando estaba ahí recibí esta foto, y después me llamaron al teléfono de línea y me dijeron que ibas a venir a la casa y que cuando lo hicieras tenía que decirte de la camioneta en tu garaje. Pensé que ahí podía hallar una pista de mi hijo, y recibí la foto de mi hermano, vi su celular y enloquecí. Creí que vos tenías algo que ver.
- Yo estoy en medio de esta pesadilla y no sé por qué.
- Si se enteran de que estamos en la policía pueden hacerle daño a Tomás y a mariano.
- Creo que ya lo saben. No tenemos que decir nada.


Paula Vallejos!- llamó un policía- la detective Peralta quiere interrogarla.


Algunos meses antes

Jorge Ramírez se recibió con honores en la facultad de Arquitectura e hizo especializaciones en patrimonios históricos y arquitectura medieval. Sus padres eran humildes, y tuvieron que hacer grandes sacrificios para que el pudiera terminar sus estudios secundarios. La universidad se la pagó él mismo con su trabajo en un bar. Mientras sus compañeros los fines de semana salían a divertirse, él se quedaba en su casa haciendo diseños y estudiando. En cinco años terminó con un promedio de 10.
Era pasional en los diseños, y pronto su estilo cautivó a varias personas de la alta sociedad que le propusieron diseñar sus casas en los countrys. Y su porte atractivo y seductor le valió la conquista de muchas mujeres de dinero que empezaron a obsequiarle cosas y a presentarlo en los más sofisticados eventos y celebraciones que se desarrollaban en la ciudad. En una de esas reuniones conoció a Roberto Vallejos. Él también era un hermoso hombre que despertaba suspiros entre las mujeres y un excelente y prestigiosos arquitecto que era admirado entre sus colegas y buscado por los hombres que querrían honrarse con su amistad.
Vallejos lo invitó a jugar al golf. Entre juego y juego, solían encontrarse a cenar y a hablar de sus proyectos; la sabiduría de Vallejos lo ayudaba a Jorge a perfeccionarse, su admiración hacia él era inmensa.
Un tarde en el Golf Club, Vallejos llegó con su mujer, Laura, y su hija Paula y entonces Ramírez supo que Vallejos era el hombre que siempre quiso ser. Una excelente carrera y una hermosa mujer que no dejaba de mimarlo aun en público, y una hija mucho más bella aún e inteligente.
Una sola mirada basto para que ambos se sintieran enamorados.
Paula quedó encantada con Jorge. Cuando oía su nombre se ruborizaba y se descubría pensando en él sin ninguna razón. Ramírez si bien tenía un buen trabajo, no quería acercarse a Paula, sentía que no la merecía.
Una mañana, halló a Roberto en su estudio. Lo buscaba para pedirle que fuera su socio, él llevaba mucho años de profesión y quería descansar un poco y tomarse más tiempo para su familia. Ramírez asintió sin pesar demasiado.
Esta oportunidad lo acercaba a Paula y la idea de amarla no le parecía tan descabellada.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

buenisimo andy como era de esperarse... que intriga y ahora??? como seguimos? =P

espero ese todo en orden... x estos pagos todo tranqui

BEsos! Cristian (emperador)

EMPERADOR DE UNA MENTE SIN RECUERDOS dijo...

te cuento que sigo leyendo sus blogs, tanto el tuyo como el de ro, pero a traves de un word copiado, poruqe nos sacaron internet en el laburo, a mi y a la princess que somos compas.
un bajon pero no nos detendran, igual las sigo.

Beso!!