lunes, 14 de enero de 2008

PLANES CRUZADOS CAPITULO 57

Uno de los hombres tomó por el brazo a Laura y otro le apuntó a Mariano en la cabeza, mientras un tercero se quedó cubriendo la puerta.
El que tenía a Laura, y que parecía ser el más delgado de los tres, se guardo el revolver en la parte de atrás de sus pantalones, la esposó, le puso un pañuelo en la boca y la empujó escaleras arriba.
Cuando estaban a mitad de camino, Laura se tiró para atrás, cayó sobre el hombre y juntos rodaron por las escaleras. Mariano aprovecho que el que le apuntaba se distrajo para empujarle el brazo y forcejear con él.
El hombre delgado quedó inconciente al pie del último escalón, y Laura, aunque dolorida intentó pararse, Mariano estaba a punto de quitarle el arma a su atacante, cuando el tercer hombre agarró a Laura, tiro un tiro al aire, y volvió a preparar el arma para dispararle a ella.
Entonces Mariano se detuvo, el hombre con el que peleaba lo golpeó en el rostro, y cuando cayó al suelo, lo siguió pateando. Laura intentaba zafarse para correr hacia él, mientras sus gritos se ahogaban y su llanto era incontenible.
En aquel momento, la puerta se abrió y se oyó una voz fuerte decir:
-¡Basta!, déjenlos. Les dije que no debían lastimarlos.
Pedro Achaval les ordenó que liberaran a Laura y ayudaran a Mariano a pararse. Laura corrió hacia él y dejó que se apoyara sobre sus hombros.
-Salgan y espérennos afuera.- volvió a ordenar Pedro.
Dos de los hombres salieron, pero el que había estado peleado con Mariano, un hombre de unos cuarenta años, que parecía más viejo por las incipientes canas que cubrían sus cejas y patillas, se acercó a Pedro y le dijo al oído.
-Señor, nos dijeron que no era conveniente dejar testigos.
-Hubo un cambio de planes.- le respondió Achaval.

El hombre se rascó la cabeza con el arma, dejando ver las tres estrellas que tenía tatuadas entre el pulgar y el índice. Negó con la cabeza y sin alejarse de Pedro le volvió a decir:
-No lo creo. Mi jefe fue lo suficientemente claro y yo nunca le desobedecí una orden.- mientras decía esto bajaba el arma y le apuntaba en el estómago.
-Yo no seguiría con esto señor Zuares.- le retrucó Pedro.
El hombre sintió la punta de un arma en sus testículos y otra en la parte de atrás de su cabeza.
-Te lo dije, yo no seguiría con esto.
Un cuarto hombre que había venido por la parte de atrás, y quién ahora le apuntaba al hombre del tatuaje, le comunicó a Pedro que los otros ya habían sido reducidos. Mariano reconoció en su voz a la persona que lo había estado alimentando durante su cautiverio.
Achával le dijo que se lo llevara también como habían acordado y que lo dejara solo con Laura y Mariano.
Zuarez le entregó el arma y antes de que saliera Pedro dijo.
-Zuarez, no te conviene resistirte, sos un hombre buscado por la policía y acá la cosa se va a poner difícil, se te pagará lo acordado a vos y a tus hombres
y se te dará algo más para que desaparezcas. No tengo nada contra vos, es que necesito vivas a estas personas, y como sé que si no haces tu parte expones tu vida, arregle todo para puedas irte.
- Esta bien. Pero si le pasa algo mi familia, ya sabe lo que voy a tener que hacer.
- Tu familia ya te está esperando para irse con vos.

Si decir más salieron.
Mariano y Laura se habían sentado sobre unas cajas. A él le costaba respirar y cuando tomaba una bocanada de aire le dolían las costillas, “seguro que me fisuro alguna”, le dijo a Laura, “ya vamos a estar bien”, le repetía ella sin dejar de acariciarle el rostro y de besarlo.

-Bueno, ya estamos solos… y ahora veo, querida Laura, donde radicaba tu interés por este artista. Sabía que una persona como Roberto no te merecía, ni te iba a valorar lo suficiente. Tenes suerte de que soy un admirador del amor, pero los negocios son negocios, así que tenemos que hablar y resolver esto de una vez.

6 comentarios:

Mar dijo...

no entiendo nada!!! jaja será q estoy dormida?

Yamil Matias dijo...

esto es un quilombo jajaja quiero ya otro capitulo... porque me estoy volviendo loko!!! no entiendo jajaja

que pasa aca que pasa!!!


gracias por pasar ana y dejar tu comentario... besos espero que estes bien cuidate


yamil

Ana Ortiz dijo...

Ya vendran las revelaciones. Antes del jueves tal vez postee algo para aclarar, es que sino se hacia muy largo.
gracias x pasar.

morelliana dijo...

Hola Ana. Es la primera vez que paso y sólo pude leer las síntesis (estoy en el trabajo y no tengo mucho tiempo), pero parece recontra interesante.
Empezaré a leerte a la noche.
También te visité en "En carne viva", muy bueno y sobre el último post: ¡vámos, anímate mujer!
Beso

Ludwig dijo...

Uf.
¡Que trabajo tengo por delante para ponerme al día!.
De todas maneras la historia promete.
Un abrazo desde España.

Luis

milvecesdebo dijo...

Ana: aquí estoy, pero vengo por allá abajo, ja.
no quiero hacerme trampa y estoy leyendo todo.
Te dejo mil cariños.