sábado, 5 de enero de 2008

PLANES CRUZADOS CAPITULO 52

En la comisaría, Brenda no podía salir de su asombro, Paula estaba peor de lo que creía; había vivido engañada, y ella había participado de ese engaño, pero lo que hoy se le revelaba como verdad, no lo era.
Un agente golpeó la puerta de la sala, ambas estaban mirándose a los ojos sin hablar. Como nadie le respondió, el oficial golpeó nuevamente con más fuerza y gritó:
- ¡Señorita, ya tiene que salir!
- Esta bien agente, sólo un momento más- dijo Brenda.
- Cinco minutos y nada más. – remarcó el policía.
- Ya no hay nada más que decir – agregó Paula y se levantó para alejarse de su amiga.
Brenda se paró, la siguió, se acercó a ella, la tomó con brusquedad de un brazo y le dijo con tono enérgico:
- Vos querías que hablemos, pues vamos a hablar, pero ahora me vas a escuchar a mí.
Del brazo la empujó hacia una silla, la sentó a la fuerza y puso su asiento delante del suyo para que no pudiera volver a pararse, necesitaba toda su atención.
- Paula, de lo único que soy culpable es de haber amado a tu padre. Lo amo desde los quince años. El fue mi primer hombre, mi primer amor, mi todo. Y todo lo malo que he hecho hacia vos, lo he hecho por que él me lo ha pedido.
- No te creo. Mi padre no puede haber mantenido una relación con vos de tanto tiempo. Mi padre ama a mi madre, siempre ha sido así.
- Y yo no lo dudo, y también creo que me ha amado a mí, a su manera, pero al que más ha amado siempre es a sí mismo. Yo era chica, con demasiadas fantasías en la cabeza, tu padre era como el príncipe soñado. Me sentía sola, aún estando en tu casa y él me hizo sentir que tenía un lugar, que era especial.
- ¿Estaban juntos en mi casa?
- Cada noche que yo me quedaba a dormir, después de la primera vez que hicimos el amor, siempre la pasábamos juntos. Pasaron los años y yo era feliz con esas horas de compañía, no le pedía nada más. Todo iba bien hasta el día que te cortaste con el espejo. Ese día algo cambio. Tu padre me obligó a llevarte a un psiquiatra que él mismo había conseguido, él es un intimo amigo suyo. Tu padre, a la vez lo presionó para que te recetara unas pastillas que te mantuvieran en ese estado de inconsciencia que decís. El no quería que recordaras lo que había pasado. Me dijo que era lo mejor, él intervino en tu tratamiento. Jamás el psiquiatra intento hacerte recordar.
- Vos sabes por qué me caí sobre el espejo.
- Creo que te resbalaste.
- No. Eso recuerdo como si estuviera ahí… subí las escaleras y cuando pasaba frente al cuarto de mi madre, su puerta estaba entreabierta. Me acerqué, la llamé despacio, pero ella no me oyó. Tenía un vaso con alcohol en una mano, y el frasco de las pastillas que usaba para dormir en la otra. Sabía qué iba a hacer, por eso apropósito me tira sobre el espejo, quería llamar la atención. No sabía como pararla. Es que siempre creí que era yo la culpable de su tristeza… pero eras vos y papá…, eras vos perra la culpable de su dolor… ¡No te lo voy a perdonar jamás!- Paula levantó su puño sobre Brenda y lo descargó con fuerza sobre su rostro. Ella le frenó un segundo golpe, tomándola de las muñecas.
- Me lo merezco, pero tu padre me ha herido a mí también, él es el único que se merece tu repudio. El también me obligó a darte las pastillas para que te descompusieras en la casa de Jorge. Me dijo que eran suaves, y casi te matan. El quiso que te alejaras de él. Y a él también lo uso y ambos lo descubrimos tarde. Yo perdí mis mejores años tras sus pasos y Jorge ya te había perdido a vos.
- ¿Y por qué matarlo?
- Yo no lo ataqué. Eso es mentira.
- Te vi Brenda. La mañana del sábado, cuando estabas con Mariano tenias puesto en la cabeza ese pañuelo de seda con flores que te regalé en Navidad, y a la noche, cuando apuñalaste a mi padre también lo tenías puesto.



Florencia después de hablar con Roberto fue hasta el baño para refrescarse. Se peinó y puso algo de color en sus mejillas y labios. No quería ser vista cuando saliera del museo, así que buscó en su bolso, y sacó un pañuelo de seda con flores con el que cubrió sus cabellos.

1 comentario:

Belu dijo...

zarpado.. simplemente zarpado...
ayy dios ahora hasta el lunes hay q esperar.. se hace eterno!